Próxima Carrera 08 de diciembre 2019

140 días
18 horas
28 minutos
26 segundos

La Black Mamba Race se consolida

Este domingo 24 de marzo, la serpiente más letal de África ha vuelto a hacer parada en el Parc Motor de Castellolí para acoger la tercera edición de la Black Mamba Race. Una nueva jornada de éxito que ha ter minado de consolidar esta carrera de obstáculos como una de las más reclamadas y esperadas por los deportistas de todo el país.

 

 

El sol ha recibido con los brazos abiertos a los 480 participantes que se han apuntado, aumentando el nú mero de inscritos del año pasado. Corredores de los alrededores de Cataluña, Valladolid, Aragón o el País Vasco no se han querido perder esta nueva entrega de la Black Mamba. La edad tampoco ha sido un freno en esta carrera. Luciano Verdial, el más veterano de la edición pasada con 67 años, ha repetido para ajustar cuentas con algunos obstáculos que se le quedaron pendientes. El más joven de esta edición, Gael López, de 14 años, también ha conseguido cruzar la línea de meta con el objetivo de mejorar el tiempo en diciembre.

Como novedad, la organización ha modificado ligeramente el circuito y ha emplazado diferentes obstáculos para agilizar la espera durante las pruebas, unos cambios que han sido recibidos de manera muy satisfac toria entre los participantes. El nivel de exigencia, eso sí, sigue siendo la nota constante de la carrera. Los deportistas que van a luchar por el podio insisten en la importancia de estar preparado no sólo físicamente, sino también mentalmente.

 

 

En la élite masculina, los tres vencedores han conseguido completar los 10 km en menos de una hora. Victoria para el vasco Jose Maria Peso Arzadun, que disputaba la carrera en la categoría más alta por primera vez. Pisándole los talones ha llegado el leridano Roger Martí, y el vencedor de la pasada edición, Bruno Cabanellas, ha quedado en tercera posición.

En cuanto a la élite femenina, que por primera vez ha salido de la línea de meta con los compañeros de la élite masculina, victoria inesperada de Elena Rueda, que ha luchado mano a mano con su compañera de equipo y segunda clasificada, Olga Esteller. El bronce ha vuelto a caer en manos de Lluna López, que ya subió al tercer escalón del podio la pasada edición de la Black Mamba Race.

 

 

@inlensmedia

www.inlensmedia.com